Skip to content
Recurso 1

Biografía

Una mirada en el horizonte: donde habita el gran misterio, la madre incertidumbre y la abuela muerte.

Lleno de colores, porque así se han transformado mis heridas y cicatrices, para presentarme ante la vida.

Y así, ante cada expresión de vida, aprender nuevas formas de respeto.

Y si por algún misterio, la vida incluye al miedo, entonces bienvenido eres al abanico de experiencias. Me cansé de juzgarte, quiero dibujar contigo como lo hago con tus herman@s tristeza, alegría o compasión.

Porque este cuerpo pintado, es una metáfora del poder que habita en una gran sensibilidad que ha sido reconocida, cultivada y fortalecida con las fuerzas de la oscuridad y la luz por igual.

Sentado, apoyado por lo caminado.
Firme, sostenido por la pureza.
Honesto, guiado por la capacidad de crear: ser un pincel de la vida para esbozar belleza dentro de las sombras, dentro de las luces… Dentro de lo humano.

En mis primeros años tenía profundas reflexiones sobre la vida y la muerte, sumado a una gran sensibilidad por lo visible e invisible.

Fue así que en mis primero pasos fui muy tímido y me daba mucha vergüenza hablar con las personas, hasta que, gracias a mi madre aprendí a sociabilizar, abrirme y generar mis primeros amigos. Por lo que lo primero que conocí fueron la timidez, soledad y el miedo.

El dolor en el fondo es un grito de amor, donde entrar en ese vacío, sentirse pequeño y volver a renacer más sencillo y empoderado, abre puertas insospechadas.

Me formé como psicólogo teniendo mucho éxito en la formación, realizando tutorías, diplomados, participando en torneos internacionales de debate, cursos que me invitaron junto a psiquiatras antes de terminar la carrera, sumado a formarme en paralelo en Flores de Bach con un psicoanalista y en Tarot con mi profesora en psicología transpersonal. Al mismo tiempo comencé a participar en el mundo del chamanismo con temazcales, ceremonias con plantas de poder y acompañar a cientos de personas en ese tipo de trabajo ancestral que me hacia todo el sentido: la escucha, la naturaleza, la esencia del humano y la capacidad de transformarse al entregarse.

Mis ansias por aprender no se detuvieron, entendí que estaba en la edad para aprender más rápido y entre más conocimiento y experiencias de calidad tuviera, más profunda y sólida sería la base al servicio.

Mis ansias por aprender no se detuvieron, entendí que estaba en la edad para aprender más rápido y entre más conocimiento y experiencias de calidad tuviera, más profunda y sólida sería la base al servicio.

 

Con el correr de los años las experiencias espirituales fueron aumentando, siendo un hito en mi vida que a mis 12 años me iniciara en Reiki un 9 de septiembre del año 2000.

Por lo que mi adolescencia estuvo repleta de experiencias difíciles de explicar con la razón, sumado a una gran empatía por las personas incomprendidas.

Así el año 2005, un 20 de diciembre, tras un año de luchas y quimioterapias, muere mi amado padre. Su funeral fue un 22 de diciembre y al día siguiente, el 23 de diciembre, fue el día que cumplí 18 años.

Este evento fue el más duro de mi vida, porque no solo llegue a la mayoría de edad con la pérdida de un padre que amo hasta el día de hoy, sino que mi vida quedo en mis manos, dado que mi familia quedo devastada emocionalmente. Fue el comienzo de lo que hoy en día soy y trabajo con tanta pasión.

Continúe formándome en PNL, luego en coaching ontológico corporal teniendo una gran experiencia de saber estar con los pies en la tierra y el tesoro que significa ser simplemente un ser humano sin intentar ser algo más o menos.

Como buen buscador, trabajé en distintos contextos: formaciones en empresas, profesor en un colegio; profesor en una formación de terapeutas; documentales, etc.

Y a mis 27 años, en el mejor momento de mi vida en los ámbitos profesional realizando formaciones en empresas y talleres, personal, amistad, amor en Chile, decidí dejar todo y hacer un salto al vacío, salir completamente de lo que había construido para nadar en la incertidumbre.

Y a mis 27 años, en el mejor momento de mi vida en los ámbitos profesional realizando formaciones en empresas y talleres, personal, amistad, amor en Chile, decidí dejar todo y hacer un salto al vacío, salir completamente de lo que había construido para nadar en la incertidumbre.

Decidí viajar a España, a Barcelona a estudiar el Master en Coaching Sistémico. Sin conocer a nadie, con una herencia que apenas me iba alcanzar los primeros meses, tome el riesgo. Y no solo era estudiar, sino ser un emprendedor del bienestar: vivir haciendo charlas, talleres, terapias, rituales, ceremonias, sin salirme de ese camino.

Al comienzo nadie me conocía, me frustré mil veces de intentar compartir una experiencia de bienestar a otros, y persistí a pesar de estar en una profunda soledad, extrañando a mi familia y dudando de mi camino, de mi vocación que desde niño tenía al servicio.

Terminé el Master realizando un proceso de ser más auténtico, sin protegerme en máscaras y entendiendo que pedir ayuda, reconocer mi vulnerabilidad y confiar en la vida, son elementos que hacen de la vida algo hermoso de transitar más allá del placer o displacer.

En este recorrido he podido trabajar con más de 6.000 personas de todo el mundo, observando sus procesos de evolución, decisión y capacidad de crear. Comprendí que el ser humano necesita a otro ser humano para conocerse, desafiarse y ser fiel a sí mismo. 

Hoy, después de 18 años de camino, he comprendido que mi vocación es con la humanidad, con su capacidad de tomar consciencia, recordar su esencia más profunda y comenzar a crear con sus luces y sombras, la personas que quieren ser y la realidad que quiere caminar. Estoy enamorado de esta labor, porque soy un aprendiz constantemente, emocionado de ver como maestros y maestras, sabias y sabios, van atreviéndose a escuchar su experiencia y sabiduría.

Siento que definirse en un concepto es limitarse, sin embargo, unir conceptos diferentes es respetar una esencia creativa. Hoy en día me declaro Psicólogo, Coach Transformador y Facilitador de Rituales.

Siento que definirse en un concepto es limitarse, sin embargo, unir conceptos diferentes es respetar una esencia creativa. Hoy en día me declaro Psicólogo, Coach Transformador y Facilitador de Rituales.

Es por todo lo anterior, que mi trabajo es diverso y en constante evolución fruto de toda una vida que incluye aspectos mentales, emocionales, corporales, espirituales, relacionales y creativos.

A veces terapia, otras una charla; un taller o un ritual en la naturaleza; escribir, reír; silencio, asertividad. Así, una serie de elementos que abren distintas experiencias e invitan a un viaje a la profundidad del espíritu, a ese pulso único que está todo el tiempo palpitando vida en todo nuestro cuerpo.

Si necesitas re-conocer tu espíritu, recordar como activar el poder de ser tú mismo en el mundo, tu capacidad de crear y soltar patrones, y generar realidades internas y externas nutritivas, puedes contar con lo mejor de mí para acompañarte en ese proceso.

Tu mejor versión es cuando eres real.

Entrenamiento para Personas Altamente Sensibles

Activa los distintos tipos de intuición: mental, emocional y corporal.

Entrenamiento Avanzado para Personas Altamente Sensibles

Un viaje hacia nuestro universo interior, hacia el misterio de lo que somos.

Vínculo con la Energía Masculina

Construye un nuevo vínculo con la energía masculina e integra tu esencia y propósito de vida.